Bienvenido(a)    Conectar ahora    Accesar  
image1
Menu
Pastoral Profética
Pastoral Familiar
Monaguillos
PASTORAL SOCIAL
Conexión


Equipo de Liturgia : MONICIONES, DISTINTAS INTERVENCIONES EN LA MISA
Enviado por Yolanda Pérez Cervantes el 8/2/2008 6:50:00 (30123 Lecturas) Artículos del mismo redactor




Señalamos el sentido de cada monición y el momento preciso en que ésta debe hacerse.








1) INTRODUCCIÓN: esta monición, como su nombre lo indica, quiere introducir a los fieles en la idea fundamental de la fiesta que se celebra. Su lectura debe ser muy lenta, toda vez que las distracciones son fáciles en este primer momento.

En las misas cantadas conviene hacer esta monición antes de cantar la antífona “ad introitum”, y si hay Asperges después de la aspersión. En las misas rezadas se hará antes del canto de entrada si lo hay, o bien antes o durante las plegarias del celebrante al pie del altar, ya que éstas pertenecen al celebrante y ministros.


2) INTROITO: Introduce al texto litúrgico. En las misas cantadas se leerá antes de comenzar el canto del texto litúrgico. En las misas rezadas puede leerse antes del canto de entrada si éste guarda relación con el introito, o después de él.


3) KYRIES: Esta breve monición da sentido a la súplica colectiva y suele guardar relación con el tema central de la fiesta.


4) COLECTA: Se insinúa en términos muy concisos el tema de la Oración. Debe hacerse entre el “Oremos” del celebrante y el texto de la Oración que la Asamblea escucha en silencio. Si se prefiere, puede hacerse inmediatamente antes del “Oremos” del celebrante.


5) EPÍSTOLA: Pretende dar la idea central, relacionada en la mayoría de los casos con el tema del día. Debe anteceder el título de la Epístola.


6) GRADUAL-ALELUYA: Son cantos de meditación. En la misa cantada, hecha la monición, comenzará el canto o la salmodia.


7) EVANGELIO: Refleja la idea o hecho fundamental expresado en el Evangelio del día.


8) PRECES U ORACIÓN DE LOS FIELES: Es como una respuesta suplicante de la Iglesia a la Palabra de Dios proclamada en las lecturas y en la homilía. Es conveniente que el celebrante, después de decir “Oremos”, introduzca él mismo a las preces con estas o parecidas palabras: “Oremos, hermanos, por las grandes intenciones de la Iglesia en este domingo”. Al mismo tiempo, si el caso lo requiere, indicará la contestación que habrán de dar los fieles: “A cada petición responderemos (cantando) todos:

• Te lo pedimos, Señor.
• Óyenos, Señor.
• Oh Señor, escucha y ten piedad.
• Escucha, Señor, nuestra oración.
• Te rogamos, óyenos.
• Señor, ten piedad.
• Señor, ten piedad de nosotros”.

Mientras se hace la Oración de los Fieles interesa mucho que toda la Asamblea permanezca de pie, y que, al menos los domingos, a cada petición respondan los fieles cantando.

Las peticiones pueden ser leídas bien por el celebrante o por el monitor. En todo caso al celebrante le está reservada la oración que se ha de recitar al final de las Preces. Esta puede ser muy bien la del domingo XXII después de Pentecostés:

“Oh Dios, refugio y fortaleza nuestra, atiende a los piadosos ruegos de tu Iglesia, Tú que eres el mismo Autor de la piedad, y haz que consigamos lo que pedimos con fe. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén”.

En las peticiones se procura seguir el orden establecido por la Constitución de Sagrada Liturgia: “Restablézcase la Oración común o de los fieles después del Evangelio y la homilía, principalmente los domingos y fiestas de precepto, para que con la participación del pueblo se hagan súplicas por la santa Iglesia, por los gobernantes, por los que sufren cualquier necesidad, por todos los hombres y por la salvación del mundo” (Art. 53).

Con todo las peticiones tienen en cuenta el ambiente particular de la fiesta que se celebra y tienen a reflejar el espíritu del día o la idea fundamental de las lecturas.

Será necesario a veces que estas peticiones sean completas, haciendo alusión a los problemas concretos de cada comunidad. En cualquier caso deben llevarse preparadas y escritas para no dejar nada a la improvisación.


9) OFERTORIO: La monición del ofertorio introduce de ordinario al texto litúrgico y quiere dar sentido a la procesión de ofrendas que de hace en estos momentos.


10) ORACIÓN SOBRE LOS DONES O SECRETA: Convendrá decirla, sobre todo si no ha habido canto de ofertorio. Prepara el Amén de la Asamblea.


11) PREFACIO: Parece muy conveniente hacer una monición corta que despierte la atención de los fieles sobre esta plegaria venerable que hizo Jesús en la última Cena y que ha dado el nombre a la Eucaristía.

El momento de hacerla es inmediatamente después del amén final de la oración sobre los dones.


12) CANON: La monición del Canon se mantiene en un todo de recogimiento e intimidad. Intenta llamar la atención de los fieles sobre algún aspecto del sacrificio de Cristo, relacionado con las enseñanzas de Cristo, relacionado con las enseñanzas del Evangelio o de la epístola. Quiere a la vez introducirnos en ese clima de sacrificio, haciéndonos participar de los mismos sentimos

Debe leerse después del Santo, con voz recogida. Ha de ser breve, de forma que permita después la oración silenciosa de los fieles antes de la Consagración.


13) DESPUÉS DE LA CONSAGRACIÓN: Incluye la idea de ofrecimiento con Cristo a Dios Padre. Debe leerse en el mismo todo de recogimiento para no distraer la oración silenciosa de la Asamblea.


14) CORDERO DE DIOS: Tiende a precisar el sentido de la triple invocación.


15) COMUNIÓN: De ordinario glosa la antífona propia del día, a la vez que invita a los fieles a la recepción de la Sagrada Eucaristía.

Puede leerse mientras que el celebrante toma las sagradas especies, a fin de atraer más la atención de los fieles. Una vez leída, en la misa rezada puede interpretarse un canto inspirado en la antífona litúrgica o bien en un canto eucarístico. Hay que tener en cuenta que el canto será siempre la mejor manera de acompañar esta acción sagrada.


16) POSCOMUNIÓN: Todo lo dicho de la Colecta sirve para la Poscomunión.


17) DESPEDIDA: Esta monición sirve para enlazar la idea central del día con la vida cristiana de los fieles. Está hecha, pues, en forma de exhortación y en estilo directo y familiar.

Debe hacerla el mismo celebrante. Supone un pequeño esfuerzo por parte de éste, minutos antes de comenzar la Misa, al objeto de aprenderla de memoria.

El momento de hacerla es inmediatamente antes del “Podéis ir en paz”, después de haber saludado al pueblo. Aguardar a más tarde será perder la oportunidad sicológica de los fieles en ese momento, exponiéndose al fracasa.

Esta monición puede ir precedida de algún aviso particular para la semana, amonestaciones, etc.

Después del “Podéis ir en paz” con que acaba, una vez que el celebrante haya dado la bendición, puede completarse la acción litúrgica con un breve canto de salida.



¿ES NECESARIO LEER TODAS LAS MONICIONES?

A veces será antipastoral, por ejemplo cuando un canto hubiera llenado gran parte del espacio dedicado a la oración silenciosa de los fieles. Si la monición fuera importante, podría entonces acortarse con la frase más indicada para no llenar los silencios de la Misa. Esto es aplicable particularmente a la monición del Canon.



¿HAY QUE HACER TAMBIÉN MONICIONES EN LA MISA CANTADA?

Sin duda. Hay que tener en cuenta que la Misa Cantada debe ser el punto culminante de la liturgia parroquial, y no hemos de regatear esfuerzo alguno para que los fieles puedan encontrar en ella un ambiente familiar y lleno de oración. Unas buenas moniciones, sobrias y en estilo directo, contribuirán a crear este ambiente.



PARA USO DEL MONITOR Y DEL LECTOR

“Purifica mi corazón y mis labios, omnipotente Dios, que purificaste los labios del profeta Isaías con un carbón encendido. Purifícame por tu gran misericordia para que publique tu Palabra de una manera digna”.



Tomado de: Liturgia Viva # 10
Por: Pbro. Luis Maldonado

Valoración: 8.00 (5 votos) - Valorar artículo -
Archivo adjunto: monitor.jpg 
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
3/1/2013 6:00:00 - Un grupo... solo para hombres.
13/7/2012 7:50:00 - ¿QUE ES PASTORAL DE LA SALUD?
29/11/2011 5:50:00 - ROSARIO DE AURORA
24/10/2011 6:10:00 - SEMANA DE LA FAMILIA
10/10/2011 6:20:00 - OCTUBRE, MES DEL ROSARIO
29/9/2011 11:40:00 - LA LIBERTAD
12/9/2011 13:00:00 - SEPTIEMBRE, MES DE LA PATRIA
12/9/2011 12:10:00 - FIESTA MEXICANA
20/7/2011 7:10:00 - COMIENZA NUEVA ETAPA DE MISION PARROQUIAL
6/6/2011 5:00:00 - PEQUEÑAS COMUNIDADES




Nuestra Parroquia en Fotografías
Nuestro Decanato Espíritu Santo
Radio

Necesitas Flash Player para ver este reproductor.

Gaudium
Titulares Católicos
Usuarios Conectados
8 usuario(s) en línea (7 usuario(s) navegando Artículos)

Registrados: 0
Invitados: 8

más ....